Bancos públicos

Los BANCOS PÚBLICOS se encargan del procesamiento y almacenamiento de las células del cordón umbilical que son DONADAS. Las calidad y cantidad de las células es evaluada antes del almacenamiento, además se realizan estudios de histocompatibilidad para registrar la unidad en una base de datos. Cuando algún paciente requiere una unidad de sangre del cordón umbilical se utiliza esta base de datos para realizar la búsqueda de una unidad compatible que pudiera servir para el paciente.

Los bancos públicos en México son los siguientes:


BACECU

Galileo 92, Polanco, Miguel Hidalgo, CDMX

El Banco Altruista Mexicano de Células Progenitoras de Cordón Umbilical (BACECU) es un banco público altruista de la Fundación Comparte Vida que también opera el Registro Mexicano de Donadores No Relacionado de Médula Ósea (DONORMO). En su sitio web puedes conocer los requisitos y procesos de BACECU para donar Sangre del Cordón Umbilical y registrarte en el DONORMO como donador de médula ósea.

Banco de Células Progenitoras del CNTS

Othon de Mendizabal 195, Zacatenco, CDMX

El Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNTS) es un organismo dependiente de la Secretaria de Salud que opera el Banco de Células Progenitoras del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea. En su sitio web puedes conocer los requisitos y procesos de este banco para donar Sangre del Cordón Umbilical.

BCCU del IMSS

Circuito Interior (Jacarandas) S/N Entre Seris y Calzada Vallejo, La Raza, Azcapotzalco, CDMX

El Banco de Células del Cordón Umbilical (BCCU) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es un banco público que se ubica en el Centro Médico Nacional de La Raza.

Banco de Cordón de la UANL

Calzada Francisco I. Madero y Avenida Dr. José Eleuterio González “Gonzalitos” S/N, Mitras Centro, Monterrey, Nuevo León.

El Banco de Cordón de la Universidad Autónoma de Nuevo León se encuentra en el Centro Universitario Contra el Cáncer del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González. Es el único banco híbrido en México. En este banco se pueden donar o almacenar las células para uso privado, además tienen un programa de ‘Preservación compartida’ en el cual si la unidad almacenada no puede ser utilizada para uso propio, se puede recurrir a utilizar otra unidad compatible almacenada en el banco. De igual forma si alguien más necesitara la unidad almacenada para uso privado, con autorización previa del dueño puede ser donada al paciente compatible que la necesite.